BARRABÁS

BARRABÁS

 

 

            "Barrabás" es una adaptación de la novela homónima del Premio Nobel Pär Lagerkivist publicada en 1950. Tras haber sido puesto en libertad en vez de Jesucristo, el delincuente Barrabás  (Anthony Quinn) es condenado a trabajos forzados por haber matado a uno de los responsables de la lapidación de su amante (Silvana Mangano) ex-prostituta convertida a la nueva religión. Junto con Sahak (Vittorio Gassman) ambos son trasladados a Roma donde son instruidos como Gladiadores. El contacto con los apóstoles en Jerusalén va creando en Barrabás un confuso sentimiento de culpabilidad por haber dejado que el hijo de Dios muriera en un lugar, lo que le lleva a acabar sus días en la cruz, repitiendo las palabras que oyó en otro momento "En tus manos encomiendo mi espíritu".

        El productor Dino de Laurentiis optó por el espectáculo a fín de conseguir un producto a la altura de los "epics" americanos del momento y cuyo modelo era, el triunfal "Ben-Hur" de la MGM. Es uno de los títulos del género que mejor integran las escenas de espectáculo en un conjunto serio y poco dado a concesiones sensibleras. La reconstrucción de época tiene una verosimilitud que tampoco es habitual en este tipo de cintas. 

        El realizador Richard Fleischer era un artesano más que un autor, pero sabía infundir calor humano a films de espectáculo que podían haber caído en la vulgaridad e indiferencia más absolutas.